Salsa al pesto: más allá del ajo y la albahaca

La salsa al pesto es una de las salsas más socorridas de la cocina. ¿Por qué? Seguramente será porque su elaboración no tiene demasiado misterio y el resultado suele ser más que aceptable. Además es muy versátil, se puede utilizar en pan tostado, en ensaladas, incluso si eres atrevido como base de pizza pero sobretodo, ¡como acompañamiento a la pasta!

Fórmula mágica de la salsa al pesto

Empecemos por el principio, ¿cuál es la base de la salsa al pesto? La fórmula “matemática” es muy sencilla: hierba aromática + fruto seco + queso + aceite de oliva  = salsa al pesto, fácil, ¿verdad?

Ingredientes básicos de la salsa al pesto

Ingredientes básicos de la salsa al pesto

A partir de esta suma de ingredientes, puedes dejar volar tu imaginación y hacer las combinaciones que más te apetezcan.

Preparación de la salsa al pesto

Sean cuales sean los ingredientes elegidos para preparar tu salsa al pesto, la preparación es prácticamente la misma. Tan solo hay que moler los ingredientes, preferiblemente con un mortero, añadir aceite de oliva de buena calidad y dejar reposar. Cuanto más tiempo repose, más se potenciará la mezcla de sabores.

La salsa original

Los orígenes de esta salsa son italianos, concretamente de la zona de Génova y sus ingredientes son de sobra conocidos.

Ingredientes:

  • Albahaca
  • Piñones
  • Ajo
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva

Existe una variante en la que se puede añadir o sustituir el queso parmesano por queso de cabra curado conocido como pecorino. En Sicilia, a los pestos es tradicional añadir tomate seco, ingrediente que le confiere un tono rojo a la salsa, por eso se le conoce como pesto rosso.

Salsa al pesto con rúcula

Esta variante es ideal para acompañar ensaladas de espinacas o lechuga.

Ingredientes:

  • Rúcula
  • Nueces
  • Ajo
  • Queso curado
  • Aceite de oliva
  • Limón

Gracias a añadir limón, la salsa queda más ligera y se mezcla mejor con los ingredientes de la ensalada. Si a la ensalada además le añadimos algún tipo de pasta (aliado natural de la salsa al pesto), el resultado es una comida tan rica como completa.    

Hacer la compra online

Salsa al pesto con remolacha

Si te van las emociones fuertes atrévete con esta versión extrema de esta salsa, pero cuidado con no mancharte, ¡la remolacha lo tinta todo!

Ingredientes

  • Remolacha cocida
  • Pistachos sin piel
  • Queso curado de cabra
  • Ajo
  • Aceite de oliva

Si cueces la remolacha espera hasta que se haya enfriado para hacer la salsa. Sorprende a propios y extraños con esta salsa al pesto tan original servida con nachos o incluso con pan ácimo, el resultado no deja indiferente

Consejos para preparar la salsa al pesto

La salsa al pesto, mejor en mortero

La salsa al pesto, mejor en mortero

Para moler los ingredientes recomendamos encarecidamente que utilices un mortero. Puedes sustituirlo por una batidora pero corres el riesgo de que los ingredientes queden demasiado triturados y el resultado sea más parecido a un puré que a una salsa trabada.

Deja reposar la salsa al menos una hora. No hay problema en utilizar la salsa inmediatamente después de moler los ingredientes, pero si la dejas reposar a temperatura ambiente una hora, el resultado lo notarás en tu paladar consiguiendo una salsa con más sabor.

Un último consejo, emplea materia prima de calidad. Parece obvio, pero ten en cuenta que la mayoría de estas salsas se realizan con alimentos en crudo por lo que su sabor queda muy expuesto. Es fundamental que por ejemplo el aceite sea de oliva y si es posible, virgen extra.  ¡Con buenos ingredientes, es realmente difícil que tu salsa al pesto no resulte exquisita!

Hacer la compra online

DianaSalsa al pesto: más allá del ajo y la albahaca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *