Visita a Mercamadrid: donde se compra la materia prima de los mercados

Con motivo del gastrofestival, tuvimos la oportunidad de hacer una visita a Mercamadrid. Para todos aquellos que nunca hayáis estado es toda una experiencia que los componentes del equipo de La Cesta del Mercado disfrutamos muchísimo.

El día empezó madrugando, ¡y mucho! A las 5h ya nos levantábamos de la cama porque antes de las 6h teníamos que estar allí. En mi caso era la primera vez que iba y lo primero que me sorprendió es la cantidad de movimiento que se veía conforme nos acercábamos a las instalaciones. Ya en la entrada, el trasiego de coches, furgonetas y camiones, era un espectáculo. Resulta sorprendente la cantidad de personas que se levantan cada día tan temprano para traernos a los puestos de los mercados y pequeñas tiendas de barrio el producto más fresco y con mejor sabor.

Hacer la compra online

Una vez ya dentro, por suerte hay mucho sitio para aparcar y no tuvimos problema, fuimos al edificio donde nos estaban esperando desde la organización y nos contaron un poco de historia de Mercamadrid. Una cosa que quizá mucho gente no sepa es que Mercamadrid se inaguró en 1982, el año de Naranjito. Antes de esto las funciones que se hacen ahora en Mercamadrid se hacían en el antiguo Matadero Municipal de Legazpi, el Mercado de Frutas y Hortalizas (ambos en la plaza de Legazpi), así como el Mercado Central de Pescados de Puerta de Toledo. Lugares a los que bien valdría dedicar un post aparte.

Como seguramente habrás calculado, Mercamadrid tiene por lo tanto solo 34 años, pero es el mayor mercado europeo de alimentación perecedera abasteciendo a 12 millones de habitantes. El mayor a nivel mundial es el mercado Tsukiji de Tokio, del que hablaremos también en otro post.

Mercado central de pescados en Mercamadrid

Una mañana cualquiera en el mercado central de pescados en Mercamadrid

Mercado Central de Pescado en Mercamadrid, ajetreo desde primera hora

Nuestra visita siguió por el Mercado Central de Pescados. Una experiencia realmente interesante, no solo por lo profesional de nuestros guías, sino por la oportunidad de sumergirte en el ajetreo de este mercado tan particular. Tan solo eran las 6 de la mañana, pero ahí se sentía la vida, las amplias calles de la nave estaban repletas de gente que se afana por andar de un puesto para otro, pasaban remolques cargando pescados, ¡incluso nos encontramos con los comerciantes de algunos de los puestos de La Cesta del Mercado con el pescado para servir durante ese día! Espectacular verlos pasar cargados con los gigantescos atunes, pez espada o el marisco. Como curiosidad, ¿sabías como diferenciar un rodaballo salvaje de uno de piscifactoría? Si acariciamos la piel del salvaje, pincha, tiene una especie de piedrecitas en su piel que le ayudan a cazar. El de piscifactoría como nunca las ha necesitado no las ha desarrollado de la misma forma que el salvaje y son mucho menos perceptibles.

Mercado Central de Frutas y verduras, colores y formas de todo tipo

Pitajaya

Pitaya o dragon fruit

Después de visitar el Mercado Central de Pescados nos dirigimos al Mercado Central de Frutas y Hortalizas. Esta es la sección más grande, compuesta de 8 naves. Fuimos paseando por alguna de ellas y tanto el aroma como la gran variedad de colores hacen del paseo una experiencia muy agradable. Tuvimos la oportunidad de parar en varios puestos y hacer alguna cata de productos como la flor eléctrica, que con solo un pequeño pétalo consigue adormecerte la boca o como la pitaya, también conocida como dragon fruit que puedes encontrar en nuestra tienda Entre col y col.

Mercado Central de Carnes, un oasis de paz

Finalmente fuimos al Mercado de Carnes. Lo primero que llama la atención al entrar a este mercado es que resulta mucho más tranquilo comparado con los dos anteriores. Amplios pasillos con poco tránsito de gente y grandes espacios dedicados a almacenar el producto en cámaras. A diferencia del pescado, que se debe consumir lo más pronto posible para mantener toda su frescura, o la fruta y verdura cuyo objetivo es recolectarla en el estado de madurez más óptimo, la carne debe dejarse reposando en cámaras a temperaturas controladas antes de despiezar y suministrar, por ese motivo esta es una zona de Mercamadrid mucho más tranquila.

Desayuno visita mercamadrid

Delcioso desayuno visita Mercamadrid

La visita completa terminó cerca de las 10h de la mañana, pero la organización nos tenía preparado un desayuno que bien merecía la pena haber madrugado. Los mismos guías que nos habían acompañado durante la visita al Mercado Central de Pescados y al Mercado Central de Frutas y Hortalizas eran chefs profesionales y fueron los encargados de prepararnos este increible menú, con productos frescos del mercado, donde pudimos disfrutar de exquisiteces como el tataki de atún toro, lágrima de mar y huevas de arenque, canapé de pulpo a la brasa y puré fluido de patata, cucharita de carrillera de ternera estofada al aroma de trufas o mi favorito, el bacalo confitado a 50º con crujiente de vegetales y naranja natural.

Estamos convencidos que a muchos de vosotros os encantaría la visita tanto como a nosotros. Si es así, déjanos un comentario en este post y procuraremos avisarte cuando hagan la próxima visita. Mientras tanto, te recomendamos que sigas disfrutando de los productos más frescos del mercado en lacestadelmercado.com

JoseVisita a Mercamadrid: donde se compra la materia prima de los mercados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *